Home > Event > Perú – Ventanilla (junio – 2018)
11 June, 2018

Campaña Cirugía Hernia Ventanilla junio 2018

Campaña de Hernia Internacional, apoyada por Cirujanos en Acción, y desarrollada en el hospital público del barrio de Ventanilla en Lima (Perú) entre los día 11 y 21, ambos inclusive, del pasado mes de Junio. (8 días efectivos de trabajo).

El grupo llegó a Lima entre los días 9 y 10, hospedándose al completo en el barrio de Miraflores, a unos 20 km. del hospital.

El hospital público de Ventanilla tiene una antigüedad de 11 años, con unas 10 camas reales asignadas al Servicio de Cirugía, el cual está dotado de 14 cirujanos, 6 anestesistas y 17 enfermeras. Cabe destacar el excelente grado de preparación de estos profesionales para el nivel ofertado (nivel II), y muy especialmente el de la enfermería cuya colaboración y cuyo adiestramiento son sinceramente excelentes. Desde aquí pediríamos la felicitación expresa de nuestro grupo para estas profesionales.

Las características socio-económicas de este barrio son de bajo perfil, enclavándose en la periferia de un área controlada por el particular Barrio del Callao, con connotaciones de independencia, autocontrol y emplazamiento portuario y aeroportuario.

El diario desplazamiento entre nuestro alojamiento y el hospital, atravesando un denso tráfico estaba entre los 30 y 45 minutos. Accedíamos al Centro antes de las 8 a.m., por lo que el inicio de las intervenciones era sobre las 8 o incluso antes. Como media el parte consistía en intervenir entre 20 y 25 pacientes, finalizando sobre las 4-5 h. p.m. Entre la 2 y las 3 p.m. se nos servía el almuerzo en el comedor. Aquí también tenemos que dar nuestra particular felicitación tanto por un menú genuino y sabroso, como para el amable personal que nos atendía.

Mención especial precisa la colaboración del staff quirúrgico, que nos apoyó en todo momento y muy especialmente al Doctor Bernaola, al que hemos quedado sinceramente agradecidos.

El quirófano dispone de 5 salas. El grupo inicialmente operaba en 3 de ellas y ocasionalmente en 4, cuando disponíamos de colaboración de los cirujanos del centro. La 5ª sala se reservaba siempre para urgencias, que en su mayor parte, como es habitual en estos casos, se trataba de urgencias ginecológicas.

Los pacientes estaban incluidos en una lista de espera confeccionada, al parecer, mediante una “Campaña de Difusión Informativa” a través de los medios locales de comunicación del Gobierno Regional del Callao (radio, vallas publicitarias, etc.) en la que se hacía hincapié en la “gratuidad” de nuestra asistencia. Esta gratuidad no se refería a la intervención propiamente dicha sino y fundamentalmente al material fungible necesario, tanto anestésico como quirúrgico, que el paciente tiene, habitualmente, que desembolsar a pesar de tratarse de un hospital público.

El listado incluía pacientes de ámbito local que habían sido previamente estudiados por cirujanos del Servicio, tanto en su patología como en su preoperatorio. Una y otro fueron comprobados por nuestro grupo, que dio conformidad general salvo en 2 casos en los que no se encontró la patología previamente diagnosticada.

Los procedimientos ejecutados fueron en torno a 170 sobre unos 150 pacientes (se detallan en documento aparte). Para ello el grupo aportó fármacos y material anestésico así como suturas, mallas y drenajes para la cirugía. El instrumental fue el habitual del Centro, en todo momento el adecuado.

Los resultados de la campaña se comunican en documento aparte.

Cabe hacer un comentario sobre el tipo de procedimientos efectuados. Estos fueron mayoritariamente ambulatorios y relativamente sencillos, contrariamente a la patología que se espera hallar en una zona económicamente tan deprimida. Circunstancias como la dificultad para permanecer hospitalizado postoperatoriamente 24-48 h. probablemente impidieron contar con otras patologías, como quizá hubiera sido nuestro deseo.

Protocolariamente fuimos recibidos y despedidos por la Dirección y la propia Jefatura del Servicio en sendos actos oficiales, cumplimentados por una cena el día 21.

Finalizamos diciendo que nuestro grupo de voluntarios ha mostrado un excelente nivel técnico y una cualidad humana que ha hecho que estos días hayan sido una experiencia formidable.

Mi particular agradecimiento a todos ellos. Han sido unos compañeros magníficos.

Dr. José María Pérez Alfranca